Marcas exitosas y medioambiente: el reciclaje

On mayo 11, 2013, in Branding, Marcas, Marks, by Claudio Iglesias Darriba

En la última década ha crecido el interés del consumidor por aquellas marcas de productos (o servicios) que promueven el respeto por el medioambiente. Mayor es la tendencia cuando el producto utiliza envases o envoltorios reciclables, sin importar la forma de producción o fabricación.

Marcas, ecología, mediambiente, sustentabilidad, desarrollo - Foto: Gree Protection
Diversos estudios han demostrado que la venta de productos (o la prestación de servicios) que respetan el medioambiente “luego de su utilización” (por ejemplo, los “envases”) atraen más público -incluso- que aquellos productos que han sido elaboradas de acuerdo con normas ecológicamente comprobadas y certificadas.
Así, por ejemplo, cuando se comercializan productos envasados siguiendo normas de responsabilidad ambiental, el productor toma en cuenta  las creencias y preferencias de los consumidores sobre el respeto del medio ambiente, en todo aquello referido a los materiales de envasado. Al tomar decisiones con “conciencia ambiental” respecto de los “envases”, se tienen en cuenta las creencias y preferencias de los consumidores respecto de ellos.  Se ha demostrado que los consumidores juzgan con dureza el respeto al medio ambiente principalmente con relación a los “materiales reciclables”.
Por otra parte, la percepción del consumidor asigna más valor a los efectos “post consumo” del producto, en tanto que le resultan menos importantes los efectos medioambientales de la producción o fabricación. Es por ello que asignan gran valor al material de embalaje o los envases o envoltorios, dado que constituyen justamente “residuos post consumo”.

Vale decir que el consumidor se preocupa principalmente por los daños que pudieran generarse luego del consumo que por los materiales utilizados para la elaboración del producto.

De las creencias y preferencias de los consumidores (relativas a las consecuencias ecológicas del consumo) se deducen directamente la política de los envases y -por supuesto- la política comercial y medioambiental de la empresa. Aun cuando la empresa carezca de conciencia medioambiental, ésta le es impuesta por los consumidores.
——–

Comments are closed.